Descubre 5 razones para ver porno con él



La sabiduría popular dice que el consumo de pornografía no solo puede ser perjudicial para nuestra salud sexual, sino también destructivo para las relaciones monógamas. Por lo tanto, es normal que exista gente que fomenta una cierta aversión a este tipo de servicios sexuales. Sin embargo, la consultora del Huffington Post, Stacey Nelkin, nos propone una reevaluación de este prejuicio y enumera unas buenas razones para asegurar un lugar en el sofá junto a su compañero para el disfrute del porno en pareja. El contenido pornográfico no debe ser ignorado, incluso por aquellos que lo consideran un producto de mal gusto.

Según Gizmodo, el 25% de todas las búsquedas realizadas en internet están relacionados con la pornografía, lo que significa cerca de 68 millones de búsquedas por día. “La pornografía realmente puede ayudar a promover la intimidad emocional y sexual.” Una parte importante de nuestro trabajo para ayudar a las parejas a desarrollar una conexión más profunda sexual es por medio de imágenes eróticas.

“El erotismo, así como las fantasías usadas por las personas durante la masturbación pueden ser una herramienta útil para ayudar a desarrollar una mejor sexualidad en la pareja," dice el terapeuta de parejas David Schnarch. Las fantasías son parte de una vida sexual sana, y el porno contribuye a la mejora de escenarios atractivos en nuestras mentes. También puede inspirar a las parejas a experimentar más la sexualidad en la intimidad de su hogar o en actividades fuera de casa. Así que en lugar de juzgar a su pareja por el consumo de revistas y vídeos porno, debe tratar de compartir esta experiencia con él. La confianza conoce la diferencia entre lo que es real (usted) y lo que es falso (actriz porno) es esencial. El porno en conjunto deja espacio para que la pareja comparta sus preferencias y fantasías. Pero no se obligue a hacer cosas que no son agradables para usted, después de todo debe ser una buena experiencia para ambos.



Echa un vistazo a cinco razones para ver porno con él


La experiencia compartida

Cualquier tiempo juntos practicando un hobby o compartir una experiencia sexual significa una inversión en la longevidad de la relación. Masturbarse viendo porno es bueno, pero hacerlo en pareja puede hacer que sea una experiencia aún más placentera. En una escena memorable de la película Mi madre y mi padre, Annette Bening y Julianne Moore eran una pareja de lesbianas que tenían como virtud compartir juntas la pornografía. Sólo asegúrese de que los niños están ausentes.

Manera de aprender acerca de las fantasías de su pareja

Algunas personas son tímidas o sienten vergüenza a la hora de compartir sus fantasías sexuales con sus parejas. Otros ni siquiera saben lo que realmente les excita. Gracias a Internet, hay una verdadera mezcolanza de los profesionales del vídeo y aficionados que practican las diversas prácticas sexuales. Con un simple toque de ratón, usted puede tener la fortuna de disfrutar de sus deseos más íntimos hechos realidad en la pantalla.

Excitación rápida

En el ajetreo de la vida cotidiana, el "uno rapidito" puede asumir un nuevo significado en la vida de la pareja. Especialmente aquellos con hijos, a menudo necesitan acelerar la excitación en algunos momentos de intimidad. De acuerdo con el sitio de la revista New Scientist en 2006, un estudio realizado por la Universidad McGill supervisa los cambios de temperatura en los genitales como una forma de medir la excitación sexual. La encuesta encontró que viendo un show porno, hombres y mujeres comenzaron a mostrar la excitación a los 30 segundos. Los hombres llegaron al pico de excitación en 11 minutos, mientras que las mujeres lo lograron en 12 minutos.

Romper mitos




Hay que reconocer y aceptar el hecho de que nuestra pareja puede excitarse con alguna cantante, actriz, etc. Y las posibilidades de que usted o su pareja han fantaseado con otras personas en algún momento durante una larga relación son muy probables. Ver porno puede ayudarles a romper el mito de que sólo se puede llegar a la excitación con su pareja. Ver porno juntos le permite ver la emoción que siente su hombre al ver a otra mujer teniendo sexo. Es algo completamente natural. Así que no hay necesidad de sentirse amenazados o inseguros.

Puede reducir la necesidad de la novedad

El hogar es donde está el corazón y el hogar también puede ser el lugar donde se cumplen todas las necesidades y fantasías sexuales. Si la pareja logra satisfacer sus fantasías, pueden evitar la necesidad de "actividades promiscuas". Cuando no estamos satisfechos en el núcleo de la pareja hay una mayor tendencia a mirar las opciones que tenemos alrededor. El deseo de variedad y la novedad es un hecho de la sexualidad humana y no hay ninguna seguridad que evite que él vaya a traicionarla. Prohibir a su pareja ver productos como películas y revistas eróticas, probablemente haga que los consumirá a sus espaldas. Permitir y compartir este tipo de experiencia no va a destruir su relación, sino que les unirá mucho más y ayudará a aumentar la complicidad entre los dos. Las parejas que comparten la diversión unidas, permanecen unidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario