Juguetes eróticos II.

Continuando el asunto sobre los juguetes eróticos, veremos aquí una secuencia de prestaciones de algunos otros accesorios sexuales en la riqueza que tiene este mercado. Existe una variedad muy grande cuando se entra en un sex shop. Se ven infinidad de cosas, ropas, objetos, accesorios, de todas las formas, modelos, colores y hasta olores.

Muchas veces se precisa de una orientación, en el sentido de saber para qué sirve tal objeto, cómo se usa, dónde se sitúa el botón de encendido y apagado..., debido a eso, es aconsejable tener siempre, en esas tiendas una persona entendida del asunto, con una buena relación interpersonal, para que los clientes se sientan a gusto para pasear por la tienda, mirar lo que quieran, saber los precios y hacer las compras sin sentirse en ningún momento cohibidos.

Cualquier consumidor hace un gran cuestionario antes de comprar un objeto que no conozca o del que tiene poca información, por eso es, absolutamente normal, la curiosidad de las personas que entran en un sex shop, antes de realizar su compra. No se debe catalogar a las personas que entran allí, pues existen aquellas que saben lo que buscan o quieren, y otras que no saben muy bien lo que quieren, pero por algo han ido allí, de aquí la importancia, por encima de todo, del respeto que se debe tener siempre, tanto por parte de las personas que trabajan, como por los clientes.

Pero volviendo a los juguetes...

La tecnología cada vez más avanzada, irrumpe en este mercado con la introducción de nuevos materiales plásticos, que actualmente ya pueden sustituir a los viejos vibradores en forma de cohete. Ahora existen vibradores mucho más sofisticados, llenos de detalles. Pero tratándose de vibradores que se asemejan a un pene de verdad, existe un gran departamento que garantiza esa fidelidad. Un ejemplo es un vibrador de látex redondeado, que es un pene erecto de 22 cm., con un cuerpo levemente curvo y una gran capacidad realista. Algunas mujeres necesitan la sensación real de tener un pene bien grande y duro para que haya una penetración profunda que las satisfaga.

Otro detalle importante es que hay también con las características de las estrellas porno. Se fabrican con material muy realista que llega a asemejarse con la carne humana, conteniendo fluidos como un pene de verdad. Los testículos tienen texturas reales y se mueven y cuando son apretados eyaculan. Todo esto existe y es muy personal.

Otro modelo es un vibrador que hace movimientos de vaivén de verdad cuando es accionado. Otro presenta tres estimuladores de clítoris vibratorios que se proyectan desde su base y funcionan de forma gradual, es decir, cuanto más profundo es introducido el vibrador, el clítoris será más masajeado.

Los gustos, como siempre, varían. Desde hace algún tiempo, el sexo anal viene ocupando su espacio sin mayores recelos ni problemáticas, incluso hablar sobre ese tema ya no es tan difícil. En el mercado erótico, los accesorios anales ya tienen sus anuncios libres y abiertos al público. Uno de ellos es un vibrador de tres capas con una base especialmente larga. Existe también uno muy divertido que tiene el formato de un puño pequeño, que se agita furiosamente de un lado al otro al ser accionado.

Algunos estimuladores anales también forman parte de este escenario y son los vibradores finos con un nódulo en forma de bulbo en el extremo, que sirven para una estimulación más profunda del ano. Los modelos no terminan aquí, pero no podemos extendernos más en esos aspectos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario